viernes, 20 de enero de 2012

Cuidate con Fresas y Manzanas

FRESAS
Las fresas poseen propiedades para bajar el colesterol, además de aportar grandes beneficios si se las incorpora a una dieta contra la hipercolesterolemia. Gracias a sus principios activos, la fresa además de ser una fruta sabrosa y fresca, brinda vitaminas y minerales que ayudan a mejorar la salud y a prevenir afecciones cardiovasculares.

Posee más cantidad de vitamina C que muchos cítricos. Constituye el complemento ideal para acabar con un broche de oro una suculenta comida, ya sean solas, con nata, con leche o en postres más elaborados. Además, tienen un importante valor industrial, ya que se utiliza para elaborar otros muchos productos como batidos, helados, mermeladas, yogures o gelatinas.

Este alimento constituye una importante ayuda en las dietas de adelgazamiento. Tiene un excelente sabor y es ligera, ya que el 85% de su composición es agua. De hecho, su aporte calórico es muy escaso: sólo 37 calorías por 100 gramos. En 100 gramos de fresas encontramos 0,7 gramos de proteínas, 7 gramos de hidratos de carbono y sólo 0,3 gramos de grasa. Su principal valor es el alto contenido en vitamina C: 100 gramos cubren la cantidad diaria recomendada.

También contienen vitamina A (5 microgramos por 100 gr.), vitamina E (0,23 miligramos por 100 gr.) y menores cantidades de otras vitaminas como las B1, B2, B3 y B6. Entre sus minerales, las fresas aportan fundamentalmente potasio y magnesio, aunque también hierro, fósforo, yodo y calcio. Tienen 2,2 gramos de fibra por 100 gramos de producto, lo que supone un aporte moderado.

Las fresas son ricas en agua, incorporan propiedades diuréticas, excelentes para personas que quieran perder peso y que tengan tendencia a retener líquidos. Este efecto diurético también beneficia a aquellos que padecen cálculos renales, hipertensión y ácido úrico.

Ofrecen importantes cantidades de salicilatos, unas sales muy positivas para prevenir enfermedadescardiovasculares, degenerativas y cáncer. Las personas alérgicas a las aspirinas (que están compuestas de ácido acetilsalicílico) deberán tener cuidado al consumir fresas, ya que pueden aparecer algunos efectos adversos.

Las fresas, por sus propiedades para bajar el colesterol, aportan grandes beneficios si se las incorpora a una dieta para la hipercolesterolemia.
Esta afirmación se basa en los principios activos que poseen las frutillas dentro de su composición química.

Beneficios de las frutillas para tratar la hipercolesterolemia

 •Aumenta el metabolismo celular y lipídico gracias a los antioxidantes que posee.
 •Gracias a sus antioxidantes, las frutillas actúan como antiagregantes plaquetarios, es decir impide que se acumule el colesterol malo en las paredes arteriales y de esa forma se tapen, produciendo enfermedades cardiovasculares.
 • Reduce el colesterol LDL o malo, disminuyendo su síntesis a nivel hepático.
 • Controla la tensión arterial, por su alto contenido en potasio.
 • Reduce la oxidación de las grasas, evitando que estas se depositen formando una placa de ateroma, responsable de reducir la circulación por las arterias.
 •Estimula el peristaltismo intestinal, gracias a su contenido en fibra, la cual capta y elimina el exceso de colesterol LDL.

Estos beneficios y propiedades para bajar el colesterol, hacen de las fresas una fruta ideal para ser incorporada a la alimentación diaria. Ten presente que las fresas se encuentran contraindicadas en personas que sufren de gastritis o inflamación intestinal. Recuerda que ante cualquier duda, debes consultar a tu médico.
MANZANAS
La manzana en especial, la roja, gracias a su constitución con este potente antioxidante, asiste a frenar los procesos de envejecimiento cerebral.
El aporte calórico de la manzana es moderado (55 calorías por cada 100 gramos de producto) y su sabor dulce se debe a que posee buena cantidad de fructosa, azúcar cuya principal característica es que se asimila con lentitud en el organismo y ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre; por si fuera poco, su contenido de fibra y cascarilla provocan sensación de saciedad y combaten el estreñimiento, motivo más que suficiente para volverlo un producto ideal en dietas para bajar de peso.

Sin embargo, la gran virtud de este fruto reside, más bien, en su alto contenido de pectina, tipo de fibra soluble que cuenta con gran cantidad de cualidades positivas; la primera de ellas, es que ayuda a que el cuerpo disminuya los niveles de colesterol en sangre, pues de acuerdo con estudios realizados en diversas naciones, como Francia, Italia e Irlanda, se ha establecido que consumir dos manzanas al día puede reducir hasta en 10% el nivel de este tipo de grasas.

Otra ventaja de esta sustancia es que protege al organismo contra los efectos de la contaminación ambiental, debido a que favorece la eliminación de metales nocivos como plomo, mercurio y cesio, así como otras sustancias tóxicas que los habitantes de las grandes urbes inhalan.
la pectina tiene la particularidad de retener agua, por lo que se le atribuyen efectos terapéuticos en caso de diarrea al hacer más lento el tránsito intestinal; aunque hay quienes piensan que esta benéfica cualidad se pierde al quitar la cáscara al fruto, lo cierto es que sólo una quinta parte de virtuoso elemento se encuentra en la piel.

La manzana también contiene taninos, que son compuestos responsables de la sensación ligeramente áspera que genera este fruto en el paladar, pero que a la vez limpian y desinflaman la mucosa intestinal (capa que cubre el interior del conducto digestivo), por lo que resultan eficaces en el tratamiento general de padecimientos del sistema digestivo.
Cuando se deshidrata, este fruto aumenta la cantidad de hierro, potasio y Riboflavina, aunque pierde todo su contenido de vitamina C.



Propiedades •    Se usa desde hace varios años para ayudar a combatir las alergias alimentarias y respiratorias.
 •    Un elevado consumo de quercetina reduce el riesgo cardiovascular.
 •    Protege los riñones de la toxicidad de algunos medicamentos.
 •    Puede eliminar el dolor en casos de prostatitis.
 •    Tiene una potente acción antioxidante e inhibe los daños provocados por los radicales libres del oxígeno.
 •    Impide que el colesterol LDL se oxide, evitando de este modo que se adhiera a las paredes de las arterias.
 •    Actúa contra el virus del herpes.
 •    Inhibe la proliferación del cáncer y actúa sobre las células dañinas induciéndolas a la muerte.

Hay estudios sobre los beneficios de la quercetina para combatir el cáncer de hígado.
 •    La quercetina y la vitamina C se protegen y regeneran mutuamente lo cual resulta altamente beneficioso para el organismo.
 •    Disminuye el riesgo de infarto cerebral.
 •    Reduce los síntomas que presenta la cistitis intersticial.
 •    Junto a la rutina se usa en muchos países como vaso protectores y ambos son ingredientes de numerosos preparados multivitamínicos y remedios herbales.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario