domingo, 25 de marzo de 2012

Riesgos de Cosméticos

Una de cada cuatro mujeres sufre problemas en los ojos como consecuencia del maquillaje
El maquillaje es aún más lesivo en quienes usan lentes de contacto.El rímel y el delineador deben aplicarse de pestañas hacia afuera.El 78% de las mujeres nunca mira la composición de los cosméticos.

El maquillaje embellece; en algunos casos hasta puede favorecer la piel, pero también puede tener consecuencias y riesgos, especialmente para el elemento más sensible al que rodea: los ojos. Una de cada cuatro mujeres reconoce haber sufrido algún problema en los ojos a causa del maquillaje. Esos problemas pueden ser conjuntivitis, escozor o irritaciones. Lo asegura un estudio de la Fundación Rementería, realizado a 100 pacientes, que indica que un porcentaje similar padece alguna alteración en la piel, como acné, dermatitis atópica, eccemas o hipersensibilidad, que las hace más vulnerables a estos problemas. Todas las mujeres analizadas que se habían maquillado alrededor de los ojos presentaban restos de maquillaje en la película lagrimal.

Esta presencia está relacionada con una peor visión. Ocho de cada diez entrevistadas se maquillan los ojos más de tres veces por semana. Según el doctor Javier Hurtado, director médico de la Fundación y autor de la investigación, el uso del maquillaje durante toda la vida "puede tener consecuencias a largo plazo en el ojo, sobre todo en un ojo más sensible". El maquillaje es aún más lesivo en quienes usan lentes de contacto, ya que agrava los riesgos asociados a las mismas, como ojo seco e irritación, pero también infecciones.

La consecuencia más leve son molestias e intolerancia a la lentilla pero lo más grave puede ser favorecer infecciones, que en los portadores de lentillas son mucho más graves. De las mujeres que utilizaban el delineador, la mitad lo usaban en la base de las pestañas y la otra mitad por dentro de las pestañas, con lo que el ojo está más expuesto. El doctor Hurtado recomienda que el delineador, el rímel y la sombra de ojos se apliquen por fuera de la pestaña. Respecto al tipo de productos que se utilizan para realzar los ojos, ocho de cada diez emplean más de un producto y dos de cada tres utiliza rímel, sombra de ojos o delineador. La mitad de las entrevistadas emplea cremas específicas.

El 78% reconoció que no había mirado nunca la composición de los cosméticos que utiliza.   Presencia de componentes peligrosos Los productos utilizados para desmaquillarse pueden ser más peligrosos, advierte el doctor Hurtado, debido a que los disolventes alteran la lágrima. Además, "al desmaquillarse durante muchos años se desarrolla más laxitud en el párpado, la piel se arruga más, y puede que el párpado se estire hacia fuera o hacia dentro o incluso que aparezcan bolsas".

Entre los componentes y tintes utilizados en el rímel y en el delineador se encuentran solventes como el isododecano, formadores de película, conservantes y ceras de origen animal, vegetal y mineral; así como pigmentos y polímeros fijadores. Los maquillajes con resistencia al agua contienen además disolventes similares a la pintura al óleo, con "un aspecto muy similar", explica la maquilladora profesional Carmen Otero.
En un estudio sueco publicado en el International Journal of Cosmetic Science se evaluaron siete máscaras o tipos de rímel y dos de ellas indujeron un enrojecimiento de la piel cuando se aplicaron en una piel normal. Las dos se basaban en una emulsión convencional con estearato como emulsificador principal, una sustancia irritante que podría causar más molestias o problemas en pieles sensibles o con enfermedades.

El maquillaje puede tener riesgos, aunque no lo creas maquillarse puede atentar contra tu salud y es necesario que sepas como puedes evitar que el maquillaje te perjudique.

En primer lugar debes saber que los productos cosméticos demasiado baratos obviamente contienen sustancias de mala calidad, no olvides que el maquillaje penetra en tu piel a través de los poros y dichas sustancias pueden causar alergias, dermatitis, espinillas, manchas y varios problemas más.
La prohibición de utilizar plomo en productos que tienen contacto directo con el organismo humano data de mucho tiempo atrás. Sin embargo, la industria cosmética continúa empleándolo en la producción de lápices labiales. Si bien numerosos organismos advirtieron sobre esta situación (y acusaron a empresas directamente), los intereses económicos desestiman acciones futuras. Mientras tanto, millones de mujeres utilizan los labiales desconociendo los peligros que traen para su salud.

¿Qué medidas de seguridad deben tomarse?Escoja cosméticos sin perfume, hipoalergénicos, fabricados por empresas reconocidas y confiables.
Lávese las manos antes de colocar o retirar sus lentes de contacto.
No exponga los ojos al agua cuando utilice lentes de contacto.
No preste o pida prestado sus cosméticos a otras personas.
Lave frecuentemente las brochas de aplicación de maquillaje.
Maquíllese después de colocarse los lentes de contacto.
No compre repuestos para rímel en los cuales tenga que utilizar el cepillo viejo.
Evite las sombras para ojos escarchadas, perladas, iridiscentes u otros tipos brillantes que puedan contener conchas de ostra o de oropel molidos.
No aplique delineador en el borde interno del párpado o por encima de la línea de las pestañas en el párpado inferior.
Evite usar polvos translúcidos en el rostro.
No aplique cremas demasiado cerca de los ojos.
Nunca aplique maquillaje en los ojos mientras está en movimiento o manejando.
No utilice agua o saliva para lubricar las brochas o esponjillas o para diluir los cosméticos.
No aplique los cosméticos si sus ojos están enrojecidos, hinchados o infectados. Si los síntomas persisten, debe realizar una consulta con un optómetra o un oftalmólogo.

Conociendo esta realidad que viven millones de mujeres en todo el mundo, una organización norteamericana llevó a cabo una operación llamada “Campaña para cosméticos seguros (Campaign for safe cosmetics)”. En el informe publicado detallan los resultados de su investigación sobre lápices labiales: más de la mitad contienen trazas de plomo.

El estudio, llevado a cabo en 2007, señala que un 61 por ciento de los labiales tenían niveles de entre 0,3 y 0,65 partes por millón (ppm) de plomo.

Esta campaña fue llevada a cabo por una coalición de organizaciones sin fines de lucro entre quienes se encontraban organizaciones de salud pública, grupos ambientalistas y derechos de los consumidores dedicados a defender la eliminación de químicos de los cosméticos.
Además de la fecha de caducidad, los cosméticos deberán especificar en el etiquetado el periodo de utilización del producto sin riesgos para el consumidor una vez abierto el envase. Esta información se indicará mediante el símbolo de un tarro abierto seguido del plazo de utilización en meses y/o años.

El Consejo de Ministros aprobó ayer el decreto que incorpora dos directivas comunitarias y amplía los requisitos de información que reciben los consumidores sobre la caducidad de los cosméticos que utilizan. Hasta el momento sólo era obligatorio poner la fecha de caducidad en los cosméticos que tuvieran una vida mínima inferior a 30 meses.

Con la nueva norma, los productos que no estaban obligados a indicar una fecha de caducidad, por ser formulaciones estables que mantienen su seguridad y sus propiedades más allá de 30 meses, tendrán la obligación de incluir en su etiquetado el plazo de tiempo durante el cual pueden utilizarse sin riesgos para el consumidor después de su apertura.

En la actualidad las lentes que se han popularizado por las estrellas del rock, como Marilyn Manson, están disponibles sin receta como accesorio de moda o en tiendas en Internet.
Esto es debido a que no están clasificados como dispositivos médicos y por lo tanto, no están cubiertos por la legislación.

Sin embargo, el GOC le preocupa que los proveedores no suelen proporcionar información acerca de cómo deben ser limpiados y almacenados.

Estos sostienen que aumentan las posibilidades de infección, en particular el caso de las costumbres que han adoptado los jóvenes de intercambiarlos con sus amigos.
El uso de lentes de contacto se piensa que es la causa más importante de la queratitis microbiana, una condición en la cual la capa exterior del ojo, la córnea, se inflama después de la infección por bacterias u hongos.
Otra infección que se puede propagar por la falta de higiene es Acanthamoeba, que puede conducir a la ulceración de la córnea y en última instancia a la ceguera.

También hay preocupación con los lentes de color, ya que podrían interferir con la percepción y la visión binocular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario