jueves, 23 de diciembre de 2010

Peluqueria en Roma

¿Sabías que Julia, hija del emperador Augusto, llegó a ser un icono de la moda de su época?
 Fue pionera en los baños con pétalos de rosas, se maquillaba los labios con terracotta y utilizaba maquillaje blanco, ya que la palidez era sinónimo de distinción.


El maquillaje era la ferusa que se extraía del plomo. En ese entonces no sabían que el carbonato de plomo era cancerígeno y producía la muerte.
Hoy ningún maquillaje tiene plomo.  Las cejas y las pestañas se las maquillaba con antimonio.
El cabello lo teñían con maticae pilai,  unas tierras extraídas de los baños termales. Se peinaban el cabello con nudos adornados y recogidos hacia arriba.


En época de augusto los masajistas que trabajaban en los baños termales eran los esclavos; recibían sólo casa y comida como pago.
Los romanos utilizaban baños de aguas calientes, a diferencia de los griegos que utilizaban los baños de aguas frías.
Los baños de vapor los llamaban sudatorios; los masajes los daban con aceite de trementina y sésamo.

 Augusto fue un gran emperador durante cuatro décadas; en su vejez empezó a sentir fuertes dolores en articulaciones de manos y piernas y fue cuando le pidió al mejor masajista que le curara. Éste se llamaba Antonio Usmusa el cual le dijo: sálvame y te salvaré.
Antonio Usmusa fue el creador en alternar los baños de agua caliente con aguas frías ¡¡¡es increíble!!!

Alternaba los baños con masajes y empleaba tintura de hierbas .con este tratamiento mejoraba la circulación y movilidad.
Augusto mejoró al cien por cien y Antonio Usmusa fue declarado su médico personal y todos los masajistas -esclavos- fueron declarados libres y podían ejercer su profesión en libertad.
Me encantó esta historia y espero que a los masajistas de hoy les resulte interesante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario